PAQUETES DE MATERNIDAD

Decidir entre parto o cesárea cuando estas embarazada es difícil para la mayoría de las futuras mamás pues surgen ciertas cuestiones como el dolor y la recuperación que les ayuda a tomar una decisión, sin embargo, no siempre la decisión depende de la mamá si no de la situación en la que se encuentre ella y el bebé.

Hay quienes te dirán que el parto normal es mejor que la cesárea o viceversa, pero esta decisión solo tú con la asesoría de tu medico podrás tomarla, asegurándote que optaras por la mejor opción para tu bienestar y el de tu bebé.

parto natural

¿Cuales son los tipos de parto y paquetes de maternidad necesarios?

Primeramente es necesario saber o decidir cuál es el tipo de parto que desearás, como madre, esto es importante, ya que como sabes existen tres tipos de parto:

Parto normal. Consiste en el nacimiento del bebé por la parte vaginal de la mujer.

Las características fundamentales de este parto (el más usual) son: La mínima asistencia de aparatos tecnológicos o medicamentos que aminoren los dolores naturales del proceso, la recuperación post parto es más rápida y menos dolorosa, hospitalización más breve si lo deseas, menor riesgo de infecciones, menos pérdida de sangre y es menos costoso.

 • Parto por cesárea. Es un procedimiento quirúrgico en el que el bebé nace mediante una incisión en el abdomen y el útero.

El miedo constante al dolor se ha vuelto prioridad entre las madres y padres actuales, empleando esta opción de forma más usual, convirtiéndola en un camino viable para realizarse (aún a pesar de que esta es una operación que deja en algunos casos una cicatriz en la parte abdominal).

Quienes llevan a cabo este método de parto es para evitar el dolor y los tiempos de labor de parto, además de prevenir cualquier complicación en el nacimiento o por que el médico lo ha indicado.

parto por cesarea
parto reina madre

Parto en agua. Actualmente se ha comprobado que un parto en agua ayuda mucho sobre la forma de recepción al mundo al futuro bebé y también a la madre. Por ejemplo, aminora la tensión del parto, relajando así el cuerpo y haciendo del conducto vaginal un camino más llevadero. Dar luz en agua provee también menos dolor, es un proceso fácil si no se presentan complicaciones, y, además, el bebé tiene menos traumas de nacimiento.

Es bueno que consideres estos puntos para elegir como quieres que sea la llegada de tu bebé. Es importante saber que cualquier embarazo puede terminar en una cesárea en caso de presentar alguna complicación que ponga en riesgo tu salud, o la vida del bebé.

Tener un buen control prenatal y comunicación con tu ginecólogo te ayudará a  estar informada sobre la situación de tu embarazo y elegir que parto es el más recomendable para ti.

El embarazo es sólo un paso en lo que es la maternidad como tal, es así pues, el inicio de toda una serie de cuidados, debido a que no sólo se trata de engendrar una vida, sino de cuidar el proceso detenidamente, a fin de que todo salga adecuadamente y al final del día los padres puedan tener un bebé saludable entre sus brazos.

Comentarios Facebook