Llámanos: (55) 8526 6020     

Saludos, qué bueno tenerte de vuelta en este espacio que Reina Madre ha creado especialmente para ti, en donde encontrarás toda la información que nuestros queridos ginecologos y ginecólogas de Toluca han creado para ti. Sabemos lo importante que es tener un lugar en donde puedas esclarecer tus dudas sin ser juzgada, es por eso que abrimos este espacio en donde estamos seguros, encontrarás algún texto que pueda ser de tu ayuda, de cualquier forma, estamos siempre atentos para brindarte todo el apoyo y la asesoría que necesites.

En esta entrada queremos hablar sobre los mitos que rondan al rededor del papanicolau, estudio que puede significar la diferencia entre la vida y la muerte de las mujeres que se lo practican a tiempo y las que por prejuicios, no acuden a su médico.

Antes de ahondar en el tema queremos dejar en claro a qué nos referimos con mito y con creencias:

El mito es una creencia errada que es transmitida culturalmente y de generación en generación, quedando como una verdad irrefutable pero con cimientos muy cuestionables, marca comportamientos y rasgos en las relaciones humanas y en la manera de ver, sentir y concebir ciertas prácticas, tachándolas de buenas o de malas costumbres; no suelen ser cuestionadas y he ahí el peligro de vivir atado a los mitos.

Por otro lado, una creencia es un convencimiento sobre alguna idea, éste puede ser consciente o inconsciente, y lleva a las personas a actuar conforme a esa creencia sin abrirse a otras posibilidades.

Subrayamos estos puntos porque son los que afectan en la concepción de las prácticas ginecológicas. “Hay muchos mitos y creencias alrededor de ellas, y no precisamente buena prensa, lo cual es muy peligroso pues las consultas ginecológicas son importantísimas para salvaguardar la salud de las mujeres, tanto reproductiva como sexual”, comenta la Dra Esthela Zaragoza, una de nuestras ginecólogas en Toluca Recordemos que el cáncer cervicouterino es una de las principales causas de muerte entre las mujeres, y la única manera de evitarlo o de poder encontrar un tratamiento a tiempo es someterse a consultas periódicas, si no lo haces este silencioso asesino podría estar creciendo dentro de ti, consumiendo tu vida.

Suena dramático pero es la verdad, y a continuación te daremos los mitos más comunes y la verdad sobre ellos, esperando que si tienes alguna de estas creencias, puedas analizar tu pensamiento y descubrir que es sólo eso, mitos y costumbres que evitan que cuides de tu salud de la manera debida.

Uno de los más comunes y menos coherentes es la siguiente afirmación,  “yo no me hago el papanicolau porque tengo miedo de que me detectan cáncer “, esto  es por demás absurdo, es una barrera que impone la sociedad, y una idea que se viene arrastrando desde mucho tiempo atrás, el miedo al ginecólogo y el verlo como una práctica dañina es una idea de generaciones atrás, pensamiento arcaico que debes de romper, pues tu salud está en juego, y si en la práctica detectan cáncer, no es debido a dicho estudio, pues al contrario, éste ayuda a saber que debemos actuar de manera inmediata para conservar tu vida.

La Dra Suelen Hernández, otra de nuestras ginecólogas en Toluca nos comenta que otro de los puntos más comunes es la terrible afirmación “a mí no me va a pasar”. La despreocupación y la postergación son una mala combinación, nadie tiene garantía de estar exento de algún padecimiento, recordemos que el papanicolau nos ayuda a saber si tenemos cáncer y actuar a tiempo si la prueba resulta positiva. El creer que somos inmunes a este padecimiento es lo peor que puedes hacer, debes tener conciencia del peligro y de las altas tasas de mortandad que derivan de este tipo de cáncer y preocuparte por tu propia salud y vida.

Otro factor es el miedo al dolor y al procedimiento en sí, esto está completamente ligado a los mitos y falsas creencias sobre el papanicolau. Se cree que es sumamente doloroso, y que se les retirará un pedazo de útero, esto repele a la mayoría de las mujeres antes de que se tomen el tiempo de informarse de buenas fuentes, y de acudir  a un profesional que despeje todas sus dudas. Las historias de terror y los malos comentarios generalmente vienen de la prima de la vecina, no son fiables y son sólo eso, mitos infundados de generación en generación, en donde ir con un ginecólogo está mal visto, porque es la parte más íntima de la mujer y nadie debe verla, ¿ahora puedes ver lo absurdo que esto es?

Otro factor es la vergüenza, el qué dirán, y esto las detiene, pues el temor a ser juzgadas es mayor a la importancia que le dan a su salud, regresamos a lo mismo, la vergüenza es derivada de los mitos, de la mala prensa alrededor de las prácticas ginecológicas y de la ignorancia sobre el tema. Es tu deber quitarte estas vendas y ver por tu salud, acércate a profesionales, no sólo acudas cuando estés embarazada, tu salud importa y es tu vida ante todo y pese a las creencias de los demás.

La falta de conocimiento es el primer factor que detiene a las mujeres, la ignorancia genera miedo, el miedo paraliza y no actúas de manera favorable, déjate de prejuicios y cuídate, que eres la única que tiene el poder de decidir. Acércate a Reina Madre, tenemos a varios de los mejores ginecólogos y ginecólogas en Toluca y realízate este importante examen, el papanicolau no es una práctica dañina, todo lo contrario, con ella puedes prevenir o actuar en caso de un resultado positivo a cáncer, no seas parte de las estadísticas de mortalidad, cuida tu vida.

Dejar un comentario

Reina Madre
Enviar
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com